El presidente de Mauritania se ha opuesto a cualquier intento de revisar la constitución, renunciando así a buscar un nuevo mandato. La iniciativa provendría de los parlamentarios del partido gobernante y sus partidarios.

Su objetivo era enmendar la Constitución para permitir que el presidente saliente solicitara un tercer mandato como jefe del país.

Pero Mohamed ould Abdel Aziz reaccionó y pidió a sus partidarios, en una declaración hecha pública por la presidencia de la República, que pusiera fin a todos los intentos de revisar la Constitución.

Así, «Su Excelencia el Presidente de la República llama a poner fin a todas las iniciativas relacionadas con la revisión de los artículos de la Constitución mencionados anteriormente», agrega la declaración. Se espera que él nombre a su delfín, dejando que la gente tome una decisión soberana para designar al futuro presidente del país.