Etiopía es el país con el crecimiento más rápido del mundo en 2017.

¿Su mejor activo? Ethiopian Airlines, que prospera bajo el ala protectora del estado y de los chinos.  La compañía área sirve de transporte por la tonelada de rosas cultivadas en los alrededores de Addis Abeba, y vendidos en todo el mundo. En total, se transportan 184 toneladas de flores a Europa cada noche en dos aviones de carga dirección París, Londres, Frankfurt, Madrid. El área de carga es el equivalente a veinte campos de fútbol, por lo que es, con mucho, el más grande de África. Fue construido en 2017 por Ethiopian Airlines, para hacer de Addis Abeba la principal aerolínea entre este continente y el resto del mundo.

El acuerdo que acaba de concluir con la compañía española Inditex, la empresa matriz de Zara. Ethiopian Airlines, hace el enlace entre Zaragoza (España) y Miami (Estados Unidos) una competencia para las compañías estadounidenses y europeas, que hasta entonces monopolizaban las líneas transatlánticas.

Ethiopian es la aerolínea más grande de África, con los ingresos y beneficios más altos, y una red de 91 destinos internacionales. En sus casi siete décadas de operaciones, ha sido pionera de la aviación africana y la primera compañía en incorporar sucesivamente las aeronaves más modernas. Así, en 2012 fue la primera compañía africana en incorporar el B787 Dreamliner, sólo por detrás de Japón.