La Corte Penal Internacional (CPI) ha decidido dejar en libertad incondicional al ex presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé. Detenido desde noviembre de 2011, el fundador del Frente Popular de Costa de Marfil (FPI), podrá abandonar su celda de prisión en Scheveningen, La Haya.

Pero el día después del anuncio de la absolución y la decisión de liberar a Laurent Gbagbo y su mano derecha Charles Blé Goudé por parte de la Corte Penal Internacional (CPI), los fiscales de la Corte anunciaron su intención de apelar la absolución.

La liberación se suspendió en espera de una audiencia que comenzó en La Haya, donde los fiscales podrán expresar sus objeciones.

En su petición, los fiscales dicen que hay «razones excepcionales» para oponerse a la liberación incondicional de Laurent Gbagbo, evocando un «riesgo concreto» de desaparicion en caso de que el juicio continúe.

Sin embargo, afirmaron que aceptarían la liberación en un país miembro de la CPI, con la excepción de Costa Marfil, «si el riesgo de fuga puede mitigarse imponiendo una serie de condiciones.

Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé fueron acusados de cuatro cargos de crímenes de lesa humanidad: asesinatos, violaciones, persecuciones y otros actos inhumanos, por los cuales siempre se han declarado inocentes.

Los jueces de la CPI justificaron su decisión al explicar que «la fiscalía no ha cumplido con la carga de la prueba de acuerdo con los criterios requeridos» por la justicia internacional.