Compact with Africa: Una iniciativa para aumentar la inversión en el continente.

La iniciativa ha recibido el apoyo de una docena de países africanos que se han declarado listos para realizar reformas a favor de la inversión. ¿Qué se ha hecho desde hace un año?

Ha pasado algún tiempo después de la euforia que acompañó el nacimiento del “Compacto con África”. Inicialmente, el objetivo era, por ejemplo, que los países luchen contra la inflación, construyan infraestructura o cambien su legislación. Desde la apreciación del Ministerio de Finanzas alemán, se ha avanzado, pero el camino por recorrer es largo.

Con el Compact with Africa, hemos despertado una serie de expectativaspara saber que, tan pronto como comience, habrá una masa de inversionesinternas y externas. Y aquí nos enfrentamos a la realidad de que es un procesolargo que llevará años. No veremos y aún no hemos visto en el último año deprogreso en términos de crecimiento en los países afectados “, diceIngo Badoreck, Secretario General de” Deutsch-Afrika-Stiftung ” , unafundación que trabaja en las relaciones entre Alemania y África.

Los inversores no están empujando

Según Ingo Badoreck, esto se debe a que algunos países como Nigeria o Kenia están desaparecidos de la lista de socios africanos. Por esta razón, también, algunos critican la iniciativa de excluir a los países en dificultades, como Sudán del Sur. El “Pacto con África” en su concepto actual solo puede servir a los intereses de grandes empresas en lugar de beneficiar a la gente. “Si hay algo que debemos dejar de hacer, es alentar la inversión extranjera sin desarrollar la industria local.

“Creo que cualquier persona que quiera invertir en África debe confiar en la formación de expertos técnicos y en la transferencia de tecnología para que en los próximos cinco a diez años, a partir de ahora, seamos independientes en estos sectores”, dijo. El empresario ghanés Tutu Agyare.

Según las estimaciones del Ministerio de Finanzas alemán, hasta el momento se han realizado unos 243.000 millones de euros de inversión.

Esto es mucho menos que los 537 mil millones de euros necesarios, según un estudio, para que en la próxima década, todos puedan tener acceso a la electricidad y al agua en el continente.

Fuentes: www.dw.com/fr/