La tecnología nos ha ayudado a avanzar en muchos campos para mejorar la calidad de vida, pero también ha sido un pequeño empujón para muchos artistas a la hora de expresar ideas que tengan para una posible obra. Max Siedentopf, un artista de Namibia, ha creado un curioso proyecto que podría ser admirado durante años.

El artista ha situado siete pedestales en el desierto de Namibia junto a un reproductor que está tocando constantemente la famosa canción “Africa” de Toto, lanzada en 1982. La idea de este proyecto es que se trata de un altavoz solar, funcionando de manera autónoma y sin tener ningún impacto medioambiental. El artista pretende que la canción se esté reproduciendo para siempre, o según ha estimado unos 55 millones de años.

En una entrevista con la BBC, Max Siedentopf ha indicado que “quería realizar un tributo a la canción en su propio hogar”, por lo que de ahí surgió la idea. Los altavoces se han realizado con materiales resistentes, pero el artista tiene asumido que las condiciones climatológicas de la zona seguramente acaben por destruirlo.

Leído en : sport.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here